Los más de 200 empleados han participado en una convención interna para conocer la hoja de ruta de los próximos años.

La empresa Majolaperla, que en el año 2021 adquirió Majorica, apuesta por reinventarse y adaptarse a las nuevas necesidades de los consumidores, sin que la compañía pierda su esencia histórica adquirida durante 130 años.

Así se explicó el pasado martes y ayer a los más de 200 trabajadores de la empresa perlera de Manacor durante la celebración de una convención en la que se expusieron los ejes estratégicos de la marca y se informó sobre las novedades que se pondrán en marcha en los próximos años.

El proyecto empresarial concebido por la nueva propiedad está «orientado en recuperar la viabilidad de la compañía y reflotar la marca recuperando su posicionamiento en el mercado», según indican desde la empresa.