Solo una parte de la verja modernista, que linda con la calle Gran Vía, está urbanísticamente protegida. | I. CABRER

0

La Asociación para la Revitalización de los Centros Antiguos (ARCA) ha presentado un escrito ante el Consell de Mallorca en el que solicita que se inicie un expediente para declarar el jardín privado de Can Canals (o Can Quart) como Bien de Interés Cultural (BIC) con definición de Jardín Histórico y, subsidiariamente, como Bien Catalogado insular. El escrito está dirigido a la Dirección Insular de Patrimonio Histórico de la institución insular.

ARCA también ha dirigido un escrito al Ajuntament de Sóller, para que revise el su Catálogo de Patrimonio y mientras tanto suspenda los procedimientos y licencias que puedan afectar este espacio, una propiedad con entradas por las calles Gran Vía y Mar. Su jardín, de unos 3.900 metros cuadrados, es de estilo neobarroco y fue construido entre 1920 y 1930, estando cerrado por la Gran Vía mediante una monumental reja modernista. Esta petición ha venido motivada por el proyecto de construcción de una edificación que afecta la parte de este jardín que figura como urbanizable en el Plan General.

Aparcamiento

En su escrito ARCA destaca que «se trata de un jardín histórico y monumental ya catalogado por la normativa urbanística de Sóller, aunque no lo suficiente a pesar de estar incluido en su Catálogo de Patrimonio». La propiedad ha presentado un proyecto para construir un aparcamiento de varias plantas, lo que según ARCA «perturbaría la contemplación del conjunto».