Unas bañistas en la orilla    de la playa de Sa Marina, repleta de algas en descomposición.

La Associació de Veïns de Corral d’en Bennàssar denuncian «la dejadez del Ajuntament d’Alcúdia por no retirar la posidonia putrefacta que tenemos en la playa de sa Marina, a pesar de haber anunciado que la quitarían». Los vecinos indican que «estamos ya a mediados de agosto y las promesas son incumplidas por nuestro alcalde porque aún no lo han hecho y, según los técnicos no lo limpiaran porque no tienen autorización de Medi Ambient».

A los problemas de «malos olores de la posidonia, el encharcamiento de aguas y al mal estado de la playa en general, debemos añadir la suciedad y la falta de mantenimiento de los barrios. Nos sentimos desamparados». La Associació de Veïns de Corral d’enBennàssar anuncia que «si esta semana no se arregla el problema, vamos a tener que tomar medidas por otras vías, ya que la situación es insostenible».

Dificultades

El problema de la posidonia putrefacta «afecta a los vecinos más vulnerables de a zona, como personas invidentes o con movilidad reducida y personas mayores, que este verano ya han dejado de venir a la playa por varios accidentes previos a la hora de entrar o salir de la playa».