Andrés Nevado será proclamado alcalde el próximo sábado. | Juanjo Roig

2

Andrés Nevado será proclamado alcalde de Pollença el próximo sábado, tras la renuncia este miércoles de su socio de gobierno, Tomeu Cifre.

¿Cómo afronta la Alcaldía de Pollença?
— Con mucha ilusión y con ganas de devolver todo lo que Pollença y los pollencins me han dado    desde que hace 24 años largos vine desde Mérida. Lo que puedo asegurar que mi gestión será honrada y muy trabajada.

¿Habrá cambios sustanciales con la línea que hasta ahora ha llevado Tomeu Cifre?
— Será una línea continuista, aunque pensamos reforzar algunos aspectos y siempre consensuados con nuestros socios de gobierno (Tots, PP y PI). Tengo que decir que estos tres años de legislatura he aprendido mucho sobre gestión política y buena parte de culpa la tienen los miembros de los partidos que formamos el gobierno de Pollença. Además, la pandemia supuso un reto en el que la coordinación de todos, oposición incluida, nos permitió superar unos momentos muy difíciles.

¿Tendrá el Moll algún tipo de privilegio ahora?
— No. Aunque seamos un partido de origen mollero, nuestra visión engloba todo el municipio. Es cierto que el Port de Pollença ha estado muchos años abandonado pero en esta legislatura ya se han llevado a cabo diversas mejoras y hay planeadas más inversiones.

¿Qué opinión le merece el alcalde saliente?
— Tomeu es una persona muy capacitada para el cargo, con un grado de compromiso máximo.Para mí es todo un referente y sé que en este año como alcalde me ayudará y me asesorará.

¿Tendrá continuidad su carrera política más allá de las elecciones de 2023?
— No he decidido nada aún y además es una cuestión que debe tratar el partido. De todas formas, con compañeras como Bianca Aguilar, el futuro de UMP está asegurado.