Situación de la playa de es Peregons Grans en el verano del año 2020.

13

La presencia de la posidonia en las playas del Parc Natural de es Trenc-Salobrar, en los municipios de Campos y ses Salines, ha levantado muchas criticas. Ahora, una actuación llevada a cabo por la dirección del parque en la playa de es Peregons Grans demuestra como el hecho de mantener la posidonia en la orilla ha posibilitado ganar hasta 69 metros lineales de costa en esta pequeña playa ubicada entre las playas de es Trenc y es Marquès. Desde la Conselleria de Medi Ambient del Govern aseguran que la playa de es Peregons Grans ha crecido linealmente 69 metros. Y ello se debe, a la no retirada de los restos de posidonia que allí se han acumulado.

En las fotografías, captadas desde el mismo lugar en verano de tres años consecutivos 2020, 2021 y este 2022, se puede ver su crecimiento. Fue después de los temporales de otoño de 2020, cuando    se acumuló una gran cantidad de restos de posidonia. Estas algas, como se les llama popularmente, formaron bermas vegetales que quedaron acumuladas todo el año 2021 y también en el primer trimestre de este año. Así, durante ese tiempo la posidonia ha ido reteniendo la arena que llevaban las olas e iban formando la nueva playa. Todo dentro de la dinámica de estos procesos naturales. Esto ha resultado lo que se puede ver este verano en es Peregons, un aumento de 60 metros lineales más de playa que en el verano de 2020. Es por ello que desde la dirección del Parc Natural y desde la Conselleria de Medi Ambient recuerdan el importantísimo papel que han jugado los restos de posidonia oceánica en las playas.

En el verano de 2021 los temporales acumularon una gran cantidad de posidonia en la playa.

Con esta experiencia realizada en es Peregons se deja claro que el resultado de no retirar los restos de posidonia acumulados, es fundamental para que la playa no se erosione y se acumule arena. Después, esa arena será transportada por el viento hacia el interior creando dunas y el resultado será el crecimiento de la playa emergida. Esto también pone de manifiesto la importancia    de concienciar a la gente de que las playas con restos de posidonia acumuladas son playas en buen estado de salud y que estos restos, no son suciedad, sino productos de unos procesos naturales fundamentales que hacen y han hecho que las playas de las Balears sean de las mejores.

Este verano de 2022 y tras decidir no retirar la posidonia el año anterior ha servido para retener la arena.

También hay que señalar que por el mismo proceso natural de los temporales, así como ha crecido la playa de es Peregons Grans, en el futuro puede volver a retroceder. Pero lo que se mantendrá será que durante todo este tiempo, el sedimento retenido habrá desempeñado un papel muy importante en la estabilización de todo el sistema, playa y dunas. Un sistema que cada vez está más amenazado por muchos factores (frecuentación sobre las dunas, fondeos incontrolados sobre las praderas de posidonia, capacidad de carga ya sobrepasada...) y, sobre todo, por la incipiente subida del mar debido al cambio climático global.

Punto de vista
Lola Olmo

La naturaleza es sabia

Lola Olmo

La retirada de la posidonia o no de las playas es un debate que emerge cada año al inicio del verano. Experiencias como la de Es Peregons demuestran que la naturaleza tiene sus propios mecanismos y que se regenera mejor cuanto menos interviene el ser humano. Será difícil lograr una conciencia social suficiente para que este modelo de gestión de playas vírgenes se aplique en la costa más urbanizada, pero sería un gran avance.