Los empleados de la empresa Prezero, que tiene la contrata del servicio en el Raiguer, preveían la huelga para este jueves.

3

La asamblea de trabajadores de la empresa Prezero acordó anoche suspender la huelga de recogida de basuras en los municipios del Raiguer (a excepción de Inca y Marratxí) después de que se hubiera llegado a un preacuerdo para revisar la seguridad de todos los camiones que se utilizan en el servicio.

Las negociaciones en la Conselleria de Treball del martes acabaron con el compromiso ante el sindicato CCOO de que el Institut Balear de Seguretat i Salut Laboral (Ibassal) comprobará en los próximos días el estado de los vehículos que utilizan los 45 trabajadores que prestan el servicio de recogida en el Raiguer. Las principales demandas que llevaron a la convocatoria de la huelga hacían referencia precisamente a las condiciones y a las deficiencias de seguridad que presentaban estos camiones que ya se usaban en la anterior contrata. Cabe resaltar que ha llegado un nuevo camión para sustituir a los actuales y se está a la espera de que llegue otra unidad.

Futuro

Una vez se hayan realizado las comprobaciones sobre el estado de los camiones, desde CCOO anunciaron ayer que «si los vehículos están en condiciones, los trabajadores saldrán. En caso contrario no saldrán», según explicó el representante sindical Miguel Pardo, quien también dijo que se creará una comisión entre sindicado y empresa para realizar un seguimiento de las cargas de trabajo.

Por parte de la Mancomunitat del Raiguer, su presidente y alcalde de Consell, Andreu Isern, comunicó que se llevaría un seguimiento más estricto del funcionamiento del servicio. Cabe recordar que la Mancomunitat ya ha abierto dos expedientes a la empresa por deficiencias y problemas en la recogida residuos sólidos urbanos. La representación sindical reconoció ayer que hay tres rutas fijadas en los municipios del Raiguer que son muy difíciles de completar «porque con los camiones no se llega».