Sa Calobra, en la imagen, dispone de 280 plazas (autocares aparte) reguladas con ORA, mientras que Cala Tuent cuenta con unas 100. Una vez en estas calas, si no hay párking los coches no tienen otra alternativa que volver a subir, creando más tráfico.    | Lola Olmo

9

El Ajuntament d’Escorca está ultimando una aplicación para móvil en la que informará, en tiempo real, de la disponibilidad de aparcamientos en sa Calobra y Cala Tuent. Las dos calas del municipio de la Serra de Tramuntana son visitadas por miles de persones cada verano y se producen importantes atascos tanto en las estrechas carretera de acceso como una vez en estos núcleos, donde el sitio para aparcar es limitado. Esta herramienta digital pretende ordenar y regular el flujo de vehículos hacia estos dos núcleos, pero sin cerrar sus carreteras al tráfico, como ha ocurrido con otras vías muy transitadas , como la de Formentor.

«Queremos regular, no prohibir, y esperamos que otras administraciones colaboren, por ejemplo difundiendo la información que dará la app a través de los paneles que Carreteras tiene en la carretera principal de la Serra y que siempre están apagados», apunta el alcalde de Escorca, Antoni Solivellas (PP). La aplicación será accesible mediante un código QR y a través de las páginas web del Ajuntament d’Escorca y Visit Escorca. «El objetivo es informar del tráfico tanto de coches como de autocares en estas zonas del municipio que cada verano registran un gran número de visitantes y de vehículos», añade Solivellas. De hecho, los años previos a la pandemia, se llegaron a contabilizar unos mil vehículos diarios subiendo y bajando por la carretera de sa Calobra, una vía estrecha y con curvas, dificultando el acceso a los servicios de Emergencias.

El Ajuntament cree que este sistema «nos permitirá tener un control para ordenar las plazas de aparcamiento y preservar el entorno; no olvidemos que Escorca es, desde 2014, destino de Turismo Sostenible y forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco», apunta el alcalde. Solivellas asegura que «la recaudación de los aparcamientos de pago de las calas revertirán en iniciativas de preservación medioambiental, como la recuperación del olivar en Cala Tuent». La ordenanza municipal implantada hace unos años solo permite 35 buses diarios previa reserva y con unos horarios concretos para evitar que se crucen en sentido contrario, creando embudos. Sa Calobra cuenta con 280 plazas de aparcamiento para coches y Cala Tuent, con un centenar, aparte de unos espacios reservados para buses. La app estará disponible en julio. Si da buen resultado, se aplicará también a Lluc.

Punto de vista
Curro Viera

El realismo mágico

Curro Viera

La saturación que vive la Isla requiere medidas imaginativas. Cada vez es más obvio que la calidad de vida de los ciudadanos no merece ser tan ninguneada, pero la imaginación tiene un triste límite, el del realismo. No estoy muy seguro de que una app sea solución para evitar problemas como los de sa Calobra o Cala Tuent. Más que realismo, parece realismo mágico. Regular sin prohibir es una quimera, igual que empeñarse en aparcar en un lugar saturado.