Varios espeleólogos en el interior de la Cova del Drac. | FBE

4

La Federació Balear d’Espeologia (FBE) ha denunciado el vertido de aguas residuales en la Cova del Drac de Cala Santanyí, una Zona de Especial Conservación de la Red Natura 2000 de la Unión Europea. El hallazgo lo realizan un grupo de espeleólogos que, hace unas semanas, iniciaron un proyecto de exploración y topografía en la Cova del Drac y detectaron contaminación por aguas fecales.

La FBE recuerda que ya en febrero de 2020 presentó un escrito denuncia ante la Conselleria de Medi Ambient del Govern mediante el que se informaba que un grupo de espeleobuceadores habían detectado un principio de contaminación en la última sala subacuática de la Cova des Drac y se les avisaba para que tomasen las medidas pertinentes para que la cosa no fuese a más. La contaminación sigue a día de hoy y la FBE ha puesto una denuncia ante el Seprona por grave contaminación ambiental.

Por otra parte, la Federación de Espeleología también remitió un escrito al Ajuntament de Santanyí alertando de esta situación. Desde el Consistorio se respondió que técnicos municipales revisan las tuberías para localizar el origen de los vertidos y se hace un seguimiento del problema.