Las aulas modulares se han ido instalando desde 2019 en el parque de Can Cirera Prim. | J.A.Ruiz

5

La licitación que el Institut Balear d’Infraestructures i Serveis Educatius (IBISEC) había publicado para la instalación de cinco nuevas aulas modulares en el colegio provisional de sa Pobla ha quedado desierta al no haberse presentado ninguna empresa.

Ahora, Educació sacará una nueva convocatoria con un aumento del presupuesto que supere los 144.369 euros más IVA de la primera licitación. Estas cinco nuevas aulas completarán el colegio provisional que se ha instalado en el parque de Can Cirera Prim desde 2019 a la espera de que se construya el nuevo centro.

Una de las diferencias respecto a los dos anteriores cursos se encuentra en que se ha optado por el alquiler durante dos años de los elementos modulares, ya que «se considera posible que a la finalización de este alquiler el nuevo centro definitivo ya esté finalizado», según se explica en los pliegos. En cuanto al plazo de ejecución para instalar las aulas se exigía en esta primera licitación que las instalaciones estén completadas el 1 de septiembre, con el objetivo de que puedan acoger a los nuevos alumnos matriculados para el próximo curso 2022–2023.