Los trabajos arrancaron en junio del año pasado. | Pilar Pellicer

15

El hotel de lujo que el magnate británico Richard Branson está reformando en la finca de Son Bunyola (Banyalbufar) abrirá sus puertas en verano de 2023, según ha confirmado este jueves el nuevo director general del Son Bunyola Hotel & Villas, Vincent Padioleau, durante una visita de obras.

El establecimiento está siendo sometido a una espectacular rehabilitación que se vio truncada por el temporal de 2018. La tormenta tiró abajo una de las paredes de la característica torre de la posessió, que data del siglo XV, así como otros elementos que han necesitado de una nueva reforma. Vincent Padioleau ha destacado que «Son Bunyola es el sueño de Richard Branson y ha puesto todos sus esfuerzos para que el proyecto siga adelante». Otra de las características del hotel será la conservación de todos los elementos originales que se han podido recuperar y entre ellos figura un espectacular retablo que se encontraba en la antigua capilla y que ahora está siendo restaurado en Palma, así como «otras piezas arquitectónicas de nueva factura que mantengan el espíritu mallorquín de la construcción», según el director general.

Noticias relacionadas

El despacho Gras-Reynés Arquitectos es el encargado del proyecto del establecimiento y las obras las ejecuta el Grupo Ferrà. Los trabajos arrancaron en junio del año pasado y se espera que para el mes de mayo de 2023 ya está preparado para abrir. El hotel contará con 28 habitaciones con varias súper-suites, así como un restaurante que estará disponible para visitantes, dos piscinas y diversas terrazas que darán al mar. La superficie del hotel es de 4.350 metros cuadrados distribuidos en planta baja y dos plantas.

Otro de los pilares del proyecto de Richard Branson se centra en la explotación agrícola de la finca, con más de 340 hectáreas de terreno. El temporal de 2018 causó numerosos daños en los pinos, pero este hecho permitió descubrir una plantación de olivos ocultos que servirán para elaborar aceite. Además, se ha realizado un cultivo de Malvasia para elaborar vinos en un futuro y, de hecho, se han encontrado etiquetas del vino que se hacía en la finca hace más de cien años.