El cruce de Costitx de la carretera entre Inca y Sineu es un punto negro histórico de las carreteras mallorquinas. Cada año se producen graves accidentes, algunos de ellos fatales, y desde Costitx se ha reclamado la construcción urgente de esta rotonda que evitaría la mayoría de choques. | J.B.

0

El esperado proyecto de construcción de una rotonda en el cruce del acceso hacia Costitx de la carretera Inca–Sineu ha dado un nuevo paso. El departamento de Mobilitat del Consell de Mallorca ha activado la mesa de contratación para valorar las ofertas de las diferentes empresas constructoras que han presentado sus ofertas para llevar a cabo las obras y, «si no hay incidencias, la adjudicación se podría llevar a cabo a finales del mes de abril», explicó ayer el conseller de Mobilitat, Iván Sevillano. Se trata de la segunda convocatoria que el Consell ha realizado para la realización de este proyecto que también incluye el asfaltado de los 12 primeros kilómetros de la carretera entre Inca y Sineu.

El departamento de Mobilitat i Infraestructures tuvo que suspender la adjudicación del proyecto en octubre porque ninguna constructora había presentado ofertas. En esta ocasión ha aumentado el presupuesto de ejecución de 1,84 a 2,15 millones de euros después de que se hubiera realizado una actualización de la base de precios.

Implicación

En esta segunda convocatoria se han presentado varias empresas, aunque por cuestiones de confidencialidad al estar activa la mesa de contratación, el Consell no puede facilitar la identidad y el numero de constructores que optan a realizar el proyecto. A mediados de febrero, el conseller Sevillano realizó «un llamamiento a las empresas para que presenten sus ofertas. El Consell ha realizado un esfuerzo y es un proyecto que la ciudadanía ha reclamado históricamente, en especial los costitxers». Si la adjudicación se produce a finales del mes de abril, tal y como prevén desde Mobilitat, las obras podrían estar acabadas a finales de este mismo año.

El proyecto de la rotonda de Costitx en la carretera Inca–Sineu    prevé acabar con un punto negro de la red viaria mallorquina que ha registrado numerosos accidentes graves en los últimos años, algunos de ellos mortales. A principios de 2019, tras un grave choque, los vecinos de Costitx comenzaron una recogida de firmas para reclamar al Consell la construcción de la rotonda con la máxima urgencia. La mejora del firme entre Inca y Sineu se llevará a cabo desde los primeros kilómetros de salida desde la capital del Raiguer para arreglar unos tramos en malas condiciones. También está en marcha otro proyecto para construir una glorieta en el cruce con el Camí Vell de Muro.