Los trabajos para eliminar el grafiti que se descubrió el pasado 26 de julio comenzaron este viernes. | Juanjo Roig

5

Una empresa especializada, contratada por el departamento de Mobilitat del Consell, ha comenzado las tareas de limpieza del grafiti que el pasado 26 de julio apareció en el molino de agua protegido de Son Cladera. Para llevar a cabo esta tarea, Mobilitat ha contado con el asesoramiento del departamento de Patrimoni del Consell a la hora de elegir a profesionales capaces de restituir el molino a su aspecto original sin dañar la construcción. Está previsto que el grafiti con las iniciales ‘IMG’ desaparezca en cuestión de días.

El atentado al patrimonio pobler volvió a ser actualidad estos días después de que el PP de sa Pobla denunciase que habían pasado ya siete meses desde que un desconocido realizó el grafiti y no se había actuado. El conseller Iván Sevillano anunció esta misma semana que los trabajos iban a empezar en breve.

El molino de Son Cladera es de dominio público al estar situado en terrenos que expropiaron durante la construcción de la autopista. El edificio data de finales del siglo XIX y en 2010 se derrumbó parcialmente a causa de un temporal. El Consell rehabilitó el molino con una inversión de 85.000 euros para consolidar la estructura e impermeabilizar cubiertas.