Eduardo Servera Cariñena. | M. À. Cañellas

1

Son Servera perdió este jueves una persona muy conocida y muy querida. Eduardo Servera Cariñena (1955) era toda una institución en el municipio. Era nieto de Joan Servera Camps, un pionero que en los años 20 hizo la primera urbanización de Cala Millor. Hijo del primer médico de Cala Millor, Rafel Servera, él ejerció también de médico en esta zona costera, lo que le convirtió en una persona muy conocida.

Además fue una persona muy implicada en la vida social. Fue alcalde de Son Servera desde las filas socialistas del 92 al 96 y del 98 al 2000. Presidió el histórico pleno del 11 de mayo  donde tuvieron lugar  una serie de altercados protagonizados por los contrarios a la inclusión de Son Servera en el Parc Natural de Llevant. Pero aparte de la política tenía muchas más inquietudes. Era una persona muy activa, le entusiasmaba el arte y la música. Era escultor. De hecho es el autor de la escultura Es Pastoret colocada en la plaza de s’Abeurador en recuerdo de los fallecidos por la peste de 1820.

El Ajuntament de Son Servera lamentó este jueves a través de las redes sociales la pérdida de Eduardo Servera a la vez que envió el pésame a su familia en unos momentos tan tristes.