Las obras de sustitución del empedrado se hace por fases. | Gori Vicens

1

Dos obras están actualmente en marcha en pleno centro de Felanitx, y con ellas se pretende que ayuden a embellecer la localidad además de dar protagonismo a los peatones. Por una parte, mañana, las máquinas excavadoras empezarán a picar en la céntrica plaza de s’Arraval.

La reforma consiste en peatonizar la parte interior de la plaza, mientras que se seguirá permitiendo el paso de vehículos por las calles laterales como se ha venido haciendo hasta ahora. La principal novedad será que no se podrá estacionar excepto en las plazas reservadas para carga y descarga. Con ello, se realzará la imagen del obelisco que desde hace décadas es el icono de este céntrico punto de la ciudad.

La supresión de los aparcamientos será compensada con la creación de un espacio verde en un solar municipal cercano, en la calle de s’Aigo. Además de reurbanizar la plaza reorganizando la circulación y dando preferencia a los peatones, se aprovechará para renovar las redes de agua potable y de alcantarillado que son antiguas. Se incorporará mobiliario urbano y se plantarán árboles.

Las obras cuentan con un presupuesto de unos 218.000 euros (IVA incluido) a cargo del Ajuntament de Felanitx y el plazo de ejecución es de tres meses.

Plaza Constitució

La otra obra en marcha es el reempedrado de la plaza Constitució frente a la Casa Consistorial y el Mercat Municipal. Hace unos siete años se empedró este vial con tochos de una especie de marès que no ha dado los resultados esperados debido a la numerosa circulación que soporta a diario. De hecho, algunos tramos se han levantado y recolocado varias veces pero se siguen desencajando. Debido al ruido que hacen con el paso de los vehículos algunos vecinos lo han bautizado como el ‘carrer de ses Castanyetes’.

Ahora, estos tochos se sustituyen por piedra plana con junta gruesa de cemento, dando uniformidad a la zona con el empedrado de las calles adyacentes que se hizo hace años. Las obras se ejecutan en tres fases para no entorpecer el tráfico de la zona. Ya se ha ejecutado la primera parte justo frente del Mercat y para mañana está previsto el inicio de la segunda fase.