Representantes del Govern y del Ajuntament en el lugar donde se consruirá la primera residencia pública para mayores en Bunyola. | CAIB

0

La Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes y el Ayuntamiento de Bunyola han acordado construir la primera residencia pública del municipio para 120 personas mayores en situación de dependencia. El Ayuntamiento cederá un solar de 10.037 metros cuadrados en la urbanización del Pla de Sa Coma para construirla, con una inversión de nueve millones de euros, según ha explicado la Conselleria en una nota de prensa. La consellera del área, Fina Santiago, y el alcalde de Bunyola, Andreu Bujosa, han visitado este miércoles el solar donde se construirá, entre la carretera Ma-2030 y las calles Ullastre y Lledoner de la urbanización.

Santiago ha explicado que será una residencia de seis módulos de 20 plazas cada uno y seguirá el modelo de residencias de menor tamaño que facilitan la convivencia de los residentes. La consellera ha añadido que será financiada con fondos europeos y ha incidido en la importancia de que estos recursos se inviertan en equipamientos de residencias. Santiago ha reiterado la apuesta del Ejecutivo autonómico por los equipamiento para personas mayores, refrendada por las instituciones europeas. «Es la primera vez que invierte en temas de servicios sociales y especial atención a personas mayores», ha añadido. Bujosa, por su parte, ha resaltado el hecho de que dos administraciones puedan colaborar por el bien de los ciudadanos. «En Bunyola no tenemos ninguna infraestructura de este tipo y significa un aumento en el nivel de calidad de vida de nuestra gente mayor», ha indicado. Según han explicado, el próximo paso para hacer realidad esta residencia será la firma del convenio entre las dos administraciones y el concurso del proyecto arquitectónico en el que se ofrezca una propuesta arquitectónica integrada.

Una vez acabadas las obras y autorizada la residencia por el Consell de Mallorca, la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes financiará y concertará las plazas del nuevo equipamiento destinadas a personas mayores en situación de dependencia. La puesta en marcha de este equipamiento supondrá la creación de unos 80 puestos de trabajo directos, estables y no deslocalizables. Bunyola se suma así a la lista de equipamientos que, a través del Consorcio de Recursos Sociosanitarios, tiene en marcha la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes. «Responde al plan de equipamientos que tenemos en la Conselleria para crecer en centros de día y residencia y a la de crecer con teleasistencia y servicios de ayuda a domicilio a fin de tener un abanico de prestaciones técnicas para que los ciudadanos, cuando necesiten atención a la dependencia, puedan elegir», ha concluido.