Aspecto de la entrada a la Cova de sa Geneta, rellenada con escombros.  | Més

4

Més per Muro ha denunciado que la Cova de sa Geneta, una cueva catalogada y protegida por su valor patrimonial, ha sido rellenada con escombros, una acción que ha provocado la ruptura parcial de una de sus dos entradas. Se trata de una cueva excavada en la prehistoria y en la que se realizaron hallazgos arqueológicos que están expuestos en el Museu d’Artà. El portavoz de Més en Muro, Miquel Àngel Tortell, quien denunció los hechos a los Agents de Medi Ambient, ha calificado este vertido de «un auténtico atentado; la cueva está ubicada en la zona de Muro más rica en yacimientos arqueológicos, donde hay un talaiot aún sin estudiar y esta cueva, que fue excavada a mano».

Por su parte, el Ajuntament de Muro ha puesto el asunto en conocimiento del Consell de Mallorca, según confirma el alcalde, Antoni Serra. Los técnicos de la dirección insular de Patrimoni han visitado el lugar, en el área rústica de Vinromà, «ordenarán que se vacíen estos vertidos y se hará un seguimiento», apunta Patrimoni. «Esto no es un vertido casual, hay que llegar adrede hasta la cueva por dentro de la finca privada, en la también han arrasado una garriga entera sin permiso», añade Tortell. Existe confusión sobre la denominación de la cueva, entre Cova de sa Geneta y Cova des Fiters. En la bibliografía disponible figura que fue excavada por el Museo Regional de Artà en los años 70. Por entonces la cueva ya estaba destruida tras haber sido revuelta, pero se hallaron objetos de bronce y de hierro y granos de collar de vidrio, constatando que fue habitada.