Bernadí Vives, en el camino de Son Granada acabado de asfaltar.

0

El Ajuntament de Llucmajor ha impulsado un plan de choque que quiere ser anual para la mejora y acondicionamiento de los caminos rurales de todo el municipio. Para ello el departamento de Manteniment Urbà, liderado por el regidor Bernadí Vives (PI) ha invertido un total de 302.000 euros en estos caminos del fora vila llucmajorer. Los caminos que se han pavimentado son los de Son Granada, es Palmer, Llobets, Son Miquel Joan, Binificat y Galdent. Vives    explica que «esta es una inversión que el Ajuntament intentará llevar a cabo cada año para mantener los más de 300 kilómetros de caminos rurales que tiene el municipio». Recuerda    que Llucmajor es el de mayor extensión de todas las Balears.

Por su parte, el alcalde, Eric Jareño (PP), detalla que «proyectos como éste son los que permiten que nuestro municipio presente las mejores condiciones tanto para los vecinos como para los visitantes». «La idea es intentar poner en condiciones todos los caminos rurales que están asfaltados», indica Vives, a la vez que añade que «intentamos que los pavimentos estén en condiciones» y, «habrá que ir trabajando año tras año con partidas de los remanentes de tesorería o incluidas en los presupuestos».