Un total de 74 torres, atalayas y talayots de toda Mallorca se encendieron, en un acto simbólico por los derechos humanos. | M. À. Cañellas

1

Vox Llucmajor ha mostrado este martes su descontento por la participación del Ayuntamiento en el encendido de torres y atalayas del Mediterráneo por los derechos humanos, que organizó el Consell de Mallorca el pasado sábado. La coordinadora de Vox en Llucmajor, Margarita Palmer, ha afirmado que «el PP ha demostrado que comulga con las ideas de la izquierda en asuntos tan importantes como la inmigración ilegal».

Según Vox, el alcalde del municipio, Éric Jareño, ha participado así en un acto en el que la consellera Fina Santiago «ha hecho un llamamiento a la llegada de inmigración ilegal». "El PP se ha convertido en copartícipe de las mafias que trafican con los inmigrantes«, ha señalado la formación. »Si Vox gobernara en Llucmajor no habríamos colaborado en este acto teatral. Un acto que ha sido un mitin político en el que se metieron con calzador los asuntos estrella de la hipócrita izquierda«, ha dicho la coordinadora de Vox Llucmajor. De esta forma, la formación ha pedido al alcalde que »se centre, preocupe y ocupe del municipio«. »Debería centrar sus esfuerzos en garantizar una buena temporada turística porque las familias y empresarios no resistirán un año más en blanco", ha lamentado Palmer.