Las Completes en la parroquia se celebraron con aforo limitado. | R.P.F.

0

Manacor se resistió este domingo a perder el espíritu santantonier y vivió la ‘revetla’ de una manera muy diferente a la tradicional pero encomendada al patrón de los animales. Los vecinos colgaron la Tau, adornaron fachadas, salieron a la calle a pasear con las indumentarias propias de estos días (sudaderas, caretas...) manteniendo viva una llama que tan solo ha podido apagar una pandemia.

Los actos principales se suspendieron pero hubo momentos simbólicos y unas Completes con aforo reducido pero con un enorme sentimiento. A las 14,30 horas hubo el repique de las campanas en recuerdo de la salida de los dimonis de cas Baciner.

A las 19.30 horas se celebraron las Completes. La parroquia dels Dolors vibró con los Goigs de Sant Antoni que fueron retransmitidos en directo por el Youtube del Ajuntament de Manacor. Solo pudieron asistir unas 300 personas que habían acudido previamente a los ensayos.