El alcalde Llorenç Gelabert y tres regidores, en un instante de la reunión de anoche con las entidades en Can Planes. | Juanjo Roig

2

El Ajuntament de sa Pobla y diversas entidades que participan en las fiestas de Sant Antoni decidieron anoche suspender por consenso todos los actos de carácter municipal de las fiestas del próximo 16 y 17 de enero. En una reunión convocada en Can Planes, tanto los miembros del Consistorio como los representantes de las entidades santantonieres acordaron anular todas las actividades, a pesar de que el Ajuntament había intentado diseñar una programación adaptada a la situación sanitaria que implicaba cambios de ubicación de actos tan emotivos como el Ball dels Caparrots.

El alcalde Llorenç Gelabert, junto a los regidores Magdalena de la Fuente, Antoni Simó Tomàs y Xesca Mir, explicaron la situación y escucharon las opiniones de las diferentes asociaciones implicadas en la fiesta. Finalmente se decidió de común acuerdo anular toda actividad festiva que se organice desde el Ajuntament porque «el esfuerzo que conllevaba modificar y cambiar de ubicación la mayoría de actos no se vería compensado por los reducidos aforos que se hubieran permitido», según fuentes de los asistentes a la reunión. También se mencionó el hecho de que estos cambios desvirtuaban la fiesta original.

En cuanto a los actos religiosos, la Obreria y la parroquia concretaron este martes con el Ajuntament que se celebrarán las Completes de la tarde de día 16 y el oficio de Sant Antoni del 17. Ambas ceremonias se realizarán con el aforo permitido. Por otra parte, las Beneïdes también se han suspendido, a pesar de no tener mucho seguimiento en sa Pobla.