El grupo recorrió el santuario de Lluc guiado por Joan Comes, director de la Escolania. | Lola Olmo

5

Un grupo de miembros de la Asociación China en las Illes Balears (ACHINIB) recorrió este jueves el Santuari de Lluc para profundizar en el conocimiento de la historia y la lengua de Mallorca. Son alumnos que participan en los talleres de introducción a la lengua catalana que la Direcció General de Política Lingüística (DGPL) ofrece en el barrio de Pere Garau, donde la comunidad china es numerosa. Además de las clases, se organizan visitas a lugares representativos de Mallorca para promover un mejor conocimiento.

Ayer subieron al centro espiritual de la Isla, donde visitaron el Pujol dels Misteris, la basílica y la Escolania de los Blauets de Lluc, acompañados por el director de la misma, Joan Comas. En la basílica escucharon el canto de la Salve que los Blauets ofrecen cada día a la Mare de Déu de Lluc como plegaria por los mallorquines, y por la tarde pudieron conocer las instalaciones de esta escuela integrada y asistir a un ensayo del coro infantil y juvenil de Lluc.

La elección del Santuari de Lluc para esta visita de la comunidad china no es casual. La arquitectura y la música son dos aspectos por los que han mostrado interés estos ciudadanos chinos que han fijado su residencia en Mallorca, especialmente por el canto de los Blauets. «El objetivo de estas actividades es profundizar en el conocimiento de la lengua catalana mediante las temáticas que motivan a los alumnos», apunta la DGPL. En noviembre, una quincena de miembros de esta asociación con sede en Palma ya visitaron el Consolat de Mar y la Llotja, ante el interés mostrado por sus miembros de conocer la realidad cultural, social y política de las Illes Balears, su tierra de acogida. En Lluc, pudieron ver y escuchar el corazón espiritual de Mallorca.