El equipo de gobierno votó la moción presentada por el PP (en la oposición) en la que se insta a realizar un estudio para realizar la implantación de estos caminos seguros que además fomentan la actividad física. Sa Pobla cuenta ahora con unos 2.400 alumnos repartidos entre los diez centros educativos del municipio. | Juanjo Roig

1

El pleno municipal de sa Pobla celebrado el pasado jueves aprobó por unanimidad una propuesta del PP en la que instaba al Ajuntament la elaboración de un plan de caminos escolares seguros. La portavoz del grupo municipal, Violeta Rodrígez, incide en que «estos caminos escolares son una pieza importante de un proyecto educativo transversal, participativo y de transformación del espacio público así como de los hábitos de movilidad con los que se condicionan un conjunto de itinerarios cómodos, agradables y seguros para los alumnos y sus familias».

En el transcurso del pleno, el regidor del PP Llorenç Bisquerra recordó que «sa Pobla dispone de unos 2.400 alumnos repartidos entre unos diez centros educativos, por lo que existe un amplio abanico de necesidades. Cada camino escolar deberá adaptarse a los condicionantes y a las variables que se requieran, lo que justifica la realización de un estudio de cada centro para la creación de su camino escolar más viable y seguro».

Además, desde el PP consideran que «si se quiere contemplar desde una perspectiva más amplia, los caminos escolares forman parte de una estrategia formativa que fomenta la educación en valores como el respeto, la responsabilidad y la solidaridad». La moción contó con los votos favorables del equipo de gobierno (PI, IxSP, Més y PSOE). La portavoz del grupo socialista, Xesca Mir, sugirió ampliar la sugerencia realizada por el PP para que se mantenga informado a las AMIPA, por lo finalmente se incluirá al Consell Escolar Municipal en su conjunto.