Los jóvenes participaron en un taller sobre el cuidado del entorno. | R.P.F.

7

Cuidar el entorno y nuestras costas es cosa de jóvenes. La nueva asignatura educativa pasa por tomar conciencia de la necesidad de proteger nuestras playas. Son Servera lo tiene claro y ha superado con nota el examen medioambiental. De esta manera se ha sumado al proyecto ‘Mares circulares’, impulsado por Coca Cola en España y Portugal, para sensibilizar y limpiar las costas y fondos marinos. Los alumnos de segundo de Bachillerato del Instituto Puig de sa Font, de Son Servera, participaron en una limpieza de la playa de la Costa dels Pins y consiguieron retirar 43 kilos de residuos en tan solo 45 minutos de limpieza.

Se encontraron todo tipo de basuras incluso ruedas de coche, cosa poco habitual en las playas. Los residuos serán separados y las botellas recicladas para su reutilización. Además una de las cosas a destacar es que esta limpieza será monitorizada, año tras año, para ver como va evolucionando y si la situación empeora o mejora con el paso del tiempo. Durante toda la jornada de limpieza, los jóvenes fueron tomando conciencia del trabajo que llevan a cabo con este proyecto y participaron de un taller impartido por Palma Aquarium. La charla se centró en la importancia de concienciar sobre las 3R: reciclar, reducir, reutilizar, recuperar y reparar. También se habló de la necesidad de evitar que los plásticos lleguen al mar por las consecuencias que ello comporta.

Objetivo

El proyecto de Coca Cola fue lanzado en 2018 con un triple objetivo: limpiar costas, espacios protegidos y fondos marinos de España y Portugal, fomentar el reciclaje y impulsar la economía circular. Es posible gracias a cientos de organismos públicos privados y a comité de expertos. Desde el Ajuntament valoran, de manera positiva, la adhesión a este proyecto contribuyendo a participar en acciones de intervención directa para alcanzar el equilibro y la sostenibilidad. ‘Mares circulares’ cuenta con organizaciones e instituciones que llevan años implicados en estas acciones. Por otra parte, desde el Ajuntament también destacaron la importancia del control a través de la monitorización que permitirá ver como va evolucionando estos espacios.