Vista general de Pollença. | J.A.Ruiz

0

El Ajuntament de Pollença ha abierto 55 expedientes sancionadores por infracciones en materia medioambiental entre 2020 y lo que va de 2021, un 27,2 % de ellos por abandono de vehículos y un 14,5 % por verter residuos voluminosos y escombros.

Las áreas municipales de Medio Ambiente y Policía Local y la Empresa Municipal de Servicios (Emser) han llevado a cabo «una relevante labor» para corregir diferentes infracciones a la normativa medioambiental durante 2020 y 2021, con la tramitación de esos 55 expedientes sancionadores, ha destacado el consistorio en un comunicado.

Del total, 13 expedientes sancionadores son por abandonar vehículos en la vía pública: 8 de ellos en 2020 y 5 en 2021. La sanción por cada uno de los vehículos abandonados será de 900 euros.

También han sancionado 8 vertidos de residuos voluminosos en la vía pública: 6 en 2020 y 3 expedientes en 2021.

Las sanciones impuestas en 2020 por esta infracción fueron de 461,11 euros cada uno en el caso de cinco de los expedientes y de 3.000 euros para el otro. De las tres impuestas en 2021, dos de los expedientes fueron sancionados con 461,11 euros y el tercero con 3.000 euros.

Además, en 2020 se abrieron 3 expedientes sancionadores por infracción de la Ordenanza municipal de residuos, consistente en echar basura fuera de los contenedores y restos de poda, con una sanción de hasta 300 euros. En 2021, por este mismo motivo se han abierto 4 expedientes, de los cuales uno ha finalizado y tres se están tramitando.

También han sancionado con 90 euros a un vecino que echó agua sucia a la calle. Se impuso otra sanción de 105 euros por tirar escombros dentro del contenedor de residuos sólidos urbanos. A pesar de que estos dos expedientes sancionadores se abrieron en 2020, su tramitación ha finalizado este año.

La teniente de alcalde y concejala de Policía Local, Turismo, Administración Electrónica y Comunicaciones, y Medio Ambiente, Maria Buades, ha explicado que uno de los problemas con los que se encuentra el Ajuntament es «el mal uso que algunas personas hacen de los contenedores, ya sea por dejar las bolsas de basura en el suelo, sin depositarlas; como por tirar los residuos en el contenedor equivocado».

También supone un problema el vertido de escombros en zonas verdes o al lado de los contenedores de residuos.