La noticia de que el Patronat apuesta por organizar unas fiestas de Sant Antoni ‘normales’ corrió como la pólvora entre los vecinos de Manacor, que aplaudieron la decisión. Los manacorins no quieren renunciar, por segundo año consecutivo, a sus fiestas más sentidas. | T. Ayuga

0

El espíritu de Sant Antoni volverá a invadir todos los rincones de Manacor durante los próximos 16 y 17 de enero, si la situación sanitaria lo permite. Los miembros del Patronat de Sant Antoni de la ciudad acordaron en una reunión el pasado miércoles organizar todos y cada uno de los actos tal y como se hacían antes de la pandemia.

El presidente del Patronat, Antoni Gomila, explicó este jueves a Ultima Hora que «las fiestas se montarán con normalidad y si después imponen nuevas medidas sanitarias se adaptarán los actos a la normativa vigente del momento». Con estas afirmaciones, Gomila se refirió a que se modificarán los actos según la evolución de la pandemia del coronavirus y «se controlarán los aforos de los espacios o las calles o, incluso, se suspenderá algún acto en concreto si así se pide desde la Conselleria de Salut».

Pero sin saber cómo será la evolución de la pandemia «debemos empezar a organizar las fiestas de Sant Antoni porque es un proceso que lleva mucho tiempo. A día de hoy parece que podríamos hacer un Sant Antoni con cierta normalidad y no podemos esperar a principios de enero a conocer cómo será la situación porque no tendríamos tiempo de reacción», según palabras del presidente del Patronat.

Así, desde esta entidad se pondrán en contacto con los diferentes sectores que participan en la elaboración del programa de las fiestas para cerrar los actos como el primer ball de los Dimonis, las Completes, las Beneïdes o el Assaig dels Goigs en la plaza de la Concòrdia. «La idea es tenerlo todo preparado para hacer unas fiestas normales», según Gomila.

El Patronat de Sant Antoni tomó esta decisión después de que sa Pobla apostara el lunes por suspender el piromusical de la noche del 16 de enero para evitar aglomeraciones en la plaza Major. En el caso de Manacor las aglomeraciones también se viven en múltiples actos aunque desde el Patronat consideran que si la situación sanitaria es como ahora, que se permite entrar en las discotecas o ir al campo de fútbol, también se pueden celebrar las fiestas.

Muchos vecinos de Manacor aplaudieron este jueves la decisión del Patronat de Sant Antoni, después de que este año no pudieran celebrar la fiesta.