Los vecinos llevan meses denunciando vertidos al mar. | Redacción Part Forana

3

El Govern ha enviado un requerimiento al Ajuntament de Pollença instándole a arreglar las «deficiencias identificadas en cuatro conducciones que vierten al mar y recomienda temporalmente no bañarse en la zona de Albercuix».

El requerimiento, que data del día 5 de octubre responde al análisis de tres muestras de la playa de Albercuix cogidas el 29 de septiembre por la Conselleria de Salut que superaban los niveles de ecoli permitidos. Junts (en la oposición) pide que se ejecute un plan de saneamiento integral.

El Ajuntament ha respondido al requerimiento de Medi Ambient con un listado de las actuaciones llevadas a cabo, entre otras la colocación de la bandera amarilla en la zona de baño. Dice que las inspecciones de los servicios técnicos de mantenimiento de la red no han detectado fugas y apunta a la meteorología como posible causa. El día que se tomaron las muestras hubo una lluvia breve pero intensa.

Ambas administraciones llevan meses culpándose mutuamente de los vertidos de aguas sucias al mar.