Los regidores de la zona costera, Sebastià Nadal, y el de Medi Ambient, Sebastià Llodrà, explicaron el cierre del servicio.

1

El punto verde de Porto Cristo, que da servicio a la población de la zona costera de Manacor, cerrará el próximo 1 de noviembre después de que el Ajuntament haya recibido varias denuncias del Seprona y de Medi Ambient y por problemas urbanísticos, motivados por la falta de planificación urbanística.

El regidor de Medi Ambient, Sebastià Llodrà, recordó ayer que el servicio se implantó hace once años en un solar privado urbanizable de manera temporal «sin ningún convenio firmado con la propiedad. El acuerdo se hizo de palabra por lo que desde intervención se ha negado la posibilidad de poder realizar una inversión pública para que el recinto cumpla con la normativa ambiental».

Además, y para evitar este cierre, «llevamos más de un año instando a Urbanisme para que se busque un solar, pero no ha sido posible por lo que no queda otra salida que cerrar el recinto. Falta planificación urbanística porque si la hubiera tendríamos un espacio para el punto verde, pero esta instalación no consta ni en el PGOU y, ahora, no hay alternativas», según Llodrà.

Con el objetivo de ocasionar los menores problemas posibles a los cerca de 11.000 ciudadanos a los que el punto verde de Porto Cristo da servicio, el área de Medi Ambient pondrá en marcha una serie de medidas que pasarán por la potenciación de la recogida de voluminosos a domicilio y el impulso de la deixalleria móvil, con más presencia en las zonas de costa. Además, se restituirán los terrenos que ocupan el punto verde y se incrementará la vigilancia para evitar vertidos ilegales.

El regidor de la zona costera, Sebastià Nadal, añadió ayer que «es muy necesario que en Porto Cristo haya un punto verde pero no a cualquier precio. Ahora buscamos un solar adecuado».