Los vecinos de la carretera vieja de Lluc reclaman desde hace años soluciones al mal estado de la vía. | Elena Ballestero

0

El Consell Executiu del Consell de Mallorca aprobará este miércoles el expediente de contratación de obras de la reforma de la carretera vieja de Lluc, según indican fuentes de la institución insular.

Tras la aprobación se prevé que la semana que viene se publiquen las condiciones en la plataforma de contratación y en unos meses se adjudicarán las obras, que son una demanda histórica de los vecinos de la zona y del propio Ajuntament de Pollença.

Cabe recordar que en julio el Consell anunció la aprobación definitiva del proyecto tras haber valorado las alegaciones que realizaron los vecinos y todos los partidos de ámbito local de Pollença.

El documento definitivo mantiene la segregación del tráfico entre senderistas que se desplazarán por un camino y los vehículos motorizados, que circularán por una zona pavimentada.    El firme se realizará en base a un material bituminoso de color tierra para integrarlo lo mejor posible con el paisaje. Esta vía ya había sido pavimentada hasta en dos ocasiones utilizando un material reciclado no asfáltico que no aguantó el paso de vehículos y las inclemencias meterorológicas, por lo que hubo múltiples quejas vecinales.

El proyecto abarca la mejora de un tramo de 2.485 metros lineales de carretera, des del pino de Son Grua, a la altura de la bifurcación de la Ma-10, hasta el comienzo de la subida a la Empeltada. La carretera contará con tránsitos segregados excepto en los últimos 300 metros, ya dentro del ámbito considerado PORN.