El cierre de los accesos comenzó el 15 de junio. | Elena Ballestero

1

El miércoles finalizaron las restricciones que prohibían la circulación de vehículos privados a motor por la península de Formentor, entre el Port de Pollença y el Faro, desde las 10 a las 19 horas.

El conseller de Mobilitat, Iván Sevillano, realizó ayer un balance de estas medidas que arrancaron el 15 de junio y resaltó la novedad de este año con la inclusión del tramo desde el Port hasta la playa. Sevillano indicó que «en el primer tramo Port-playa se ha detectado una reducción del 30 por ciento de vehículos privados, mientras que en el tramo entre la playa el faro la bajada llega hasta el 70 por ciento. Esto supone una reducción global del 50 por ciento». Estos datos, cotejados con el uso del transporte público para acceder a Formentor señalan que «en el primer tramo han entrado diariamente unas mil personas menos y en el segundo, unas tres mil personas diarias».

A falta de saber la cantidad de infracciones que la DGT ha impuesto, no se descarta que «el año que viene se puedan ampliar las restricciones horarias», por el caos circulatorio que se ha producido este verano a partir de las 19 horas.

El alcalde de Pollença, Tomeu Cifre, indica que «ha sido una campaña en la que ha faltado información y ha habido mucha improvisación. En teoría las restricciones tienen un motivo medioambiental, pero da la impresión de que se deben más a un afán recaudatorio».