Las piedras se colocarán junto al parque de esculturas. | T. Ayuga

16

Finalmente las víctimas solleriques de los campos de concentración nazis tendrán también sus piedras de la memoria, o ‘stolpersteine’ en el municipio, a pesar de que el Ajuntament de Sóller no ha sido capaz de proporcionar al Govern una ubicación satisfactoria para este memorial. El Govern, después de varios intentos, ha tomado la iniciativa y ha acordado con Ports IB su colocación en el muelle de ribera, espacio que compete a los puertos autonómicos, junto a la oficina turística y el parque de esculturas. El acto será el día 2 de septiembre. El espacio ha sido elegido por la Dirección General de Memoria Democrática.

La decisión se tomó después de haberse mantenido diversas conversaciones con los responsables municipales y que el Govern descartase por inadecuada la propuesta de ubicarlas en el cementerio. Según Jesús Jurado, secretario    autonómico de Memoria Democrática, «en vista que el Ajuntament aún no ha elegido un lugar, se ha acordado con Ports IB colocarlas en este espacio, que reúne las características que demanda el proyecto». Jurado no quiere polemizar con el Ajuntament sobre ello y ha invitado al Consistorio a asistir al acto.    Las stolpersteine de Sóller son las únicas que aún no se han colocado en Mallorca. Recuerdan a Joan Servera, Pere Bennàssar y Miguel Azuaga.