El guarda de la finca del Caló des Moro, Andreu Cladera, retrata cómo es la situación en la cala, donde los turistas esperan varias horas para poder acceder a la misma. | Youtube Última Hora

41

Los vecinos del Caló des Moro y Cala s’Almunia ya no pueden más. Aunque tienen el mar a los pies de sus casas, este viernes una vecina regresaba al mediodía de nadar de Cap Salines «porque no podemos ni salir de nuestras casas». Esta afectada, que no quiso dar su nombre, criticó la masificación y aseguró que «nos roban las sillas y sombrillas, y padecemos toda la suciedad y el mal comportamiento de los que vienen».

Estas situaciones se repiten a diario a pesar de las advertencias de los guardas de seguridad que informan a los visitantes, en el parking de Cala Llombards, que deben caminar 20 minutos hasta llegar al Caló des Moro y, después, esperar dos horas de cola para bajar al mar.

Aunque hay turistas que dan media vuelta, el 90 % prefieren probar suerte. El jefe de la Policía Local, Tomeu Vidal, asegura que unas 1.000 personas visitan la zona a diario, aunque añade que en esta semana ha aumentado la afluencia de gente.

Incivismo

Noticias relacionadas

A la llegada al Caló des Moro hay otro vigilante que les prohíbe el paso hasta que otros bañistas no salgan. La mayoría de turistas baja con el móvil en la mano para inmortalizar el momento y subirlo a las redes sociales, la gran causa de la masificación.

El guarda de la finca del Caló des Moro, Andreu Cladera, aseguró que «la gente que espera fuma y no cuida el entorno. En lo que llevamos de verano ya hemos tenido dos conatos de incendio». Justamente, que se declare un incendio es el mayor miedo de la vecina Coloma Mas. Sus padres construyeron la casa en el año 1967 y «esto era un paraíso». Este viernes regresaba des Llombards de nadar en un safreig «porque no podemos ir a la cala».

Para los vecinos, una posible solución sería hacer pagar para aparcar. La alcaldesa, Maria Pons, dijo que «pondremos un precio, pero esto puede provocar el nuevo colapso de Cala Llombards. Tenemos que intentar que la gente se olvide del Caló des Moro». La alcaldesa pidió la colaboración de las administraciones.