Previous Next

La compra de Can Vallès, la casa construida por el Archiduque Lluís Salvador es sin duda el proyecto estrella del año en Deià. Así lo reconoce el alcalde, Lluis Apesteguía. El casal ha costado unos tres millones de euros, sufragados con el superavit acumulado estos años por el consistorio y será un revulsivo para la población. Con un aparcamiento de 20 plazas y unos grandes jardines que superan los 1.700 metros cuadrados y que harán las veces de lugar de reunión y socialización para los vecinos, el edificio de 900 metros cuadrados será sede de varios servicios municipales como la Policía Local o Serveis Socials.

Obras de mejora

Deià acometerá este 2021 numerosas obras de adecuación de sus calles, que incluirán el asfaltado o el adoquinado, la renovación de tuberías o el soterramiento de cables eléctricos. La mejora de infraestructuras incluirá también la reforma del anfiteatro del pueblo así como de la pista de tenis.

Un elemento dinamizador de la sociedad de Deià serán los huertos ecosociales, que se espera sean un estímulo para los vecinos. Otra medida que se pondrá en marcha será la recogida puerta a puerta de basuras o la importante modificación de las normas subsidiarias.

Deià
Lluís Apesteguía, alcalde de Deià

«Estoy muy orgulloso de nuestra capacidad de transformación» Lluís Apesteguía Ripoll, alcalde de Deià

El alcalde de Deià, Lluís Apesteguía, es ante todo realista, pero no ha perdido la ilusión en los proyectos que le llevaron a la Alcadía de la localidad, que confía en poder realizar a pesar del varapalo de la pandemia.

—¿Cómo definiría la situación actual en Deià?
—No podemos prever como evolucionará la situación sanitaria. En lo económico desde luego ha mejorado mucho y estamos en niveles incluso superiores a antes de la pandemia. Desde el Consistorio seguimos apostando por políticas de diversificación y sostenibilidad y por la atención a todos los colectivos para que nadie se quede atrás.

—¿Qué cambios se harán necesarios en el futuro más inmediato?
—La crisis ha puesto de manifiesto nuestra excesiva dependencia del sector turístico, por lo que es necesaria una reforma estructural. En Deià, pasamos de la noche a la mañana de ser un pueblo próspero y sin paro a una crisis social sin precendentes. Ahora queremos incentivar otra manera de hacer las cosas, por lo que hemos aplicado medidas como los incentivos a empresas de otros sectores.

—¿Desde la Administración, cual ha sido el momento más complicado para usted en este crisis?
—Como todos los ciudadanos, he vivido momentos duros, de incertidumbre, angustia y miedo, en primer lugar por la salud de los vecinos, pero también por las consecuencias económicas derivadas. Ha habido muchas noches sin dormir pensando en cómo podíamos ayudar a los vecinos y velar por que ninguno se quedara atrás.

—¿De qué está más satisfecho?
—Especialmente de la capacidad de transformación que desde el Ajuntament demostramos desde el inicio de la crisis. Hubo gente con necesidades muy urgentes y desde las instituciones pudimos responder ágilmente.

—En qué proyecto para el pueblo tiene más fe?
—Can Vallès es un proyecto que me ilusiona especialmente, porque creará un espacio de encuentro entre vecinos que dinamizará el pueblo.

Deià
Cristina López, regidora de Cultura y Dinamización Social.

«Hemos apoyado al sector cultural todo lo posible» Cristina López Martí, regidora de Cultura y Dinamización Social

Cristina López Martí es la responsable de las áreas de Cultura, Biblioteca, Interculturalidad, Multilingüismo, Dinamización Social, Patrimonio e Igualdad. Durante la desescalada posterior al confinamiento por la pandemia su departamento ha sido muy importante para que el pueblo volviera poco a poco a la normalidad y los vecinos tuvieran puntos de encuentro en los valores culturales del municipio.

La dinamización cultural y el apoyo a este sector, especialmente castigado por las restricciones sociales, ha sido el eje en torno al que se han organizado muchas de las iniciativas del departamento: «El sector cultural se ha visto especialmente limitado en sus actividades, por ello vimos la necesidad de apoyarlo todo lo posible» afirma la regidora. «Se han organizado numerosos eventos desde que comenzó la desescalada, siempre cumpliendo las normas de seguridad sanitarias. Este verano estamos teniendo del orden de uno o dos eventos de carácter cultural cada fin de semana».

La regidora, como responsable de la dinamización social, es consciente de la importancia de estos actos culturales para los vecinos. «Son eventos gratuitos que acercan diferentes estilos y sensibilidades artísticas a los ciudadanos. Hay gente que no tendría acceso, por ejemplo, a conciertos de música clásica, pero nosotros los ponemos a su alcance para que los conozcan y se interesen por ellos» recalca. Respecto a esta dinamización social, López afirma que «ha costado un poco que algunos grupos se implicaran y respondieran, como por ejemplo los adolescentes, pero hemos logrado que participen.»