Previous Next
9

Mallorca vivirá su segundo verano sin fiestas populares. El rebrote del virus y la escalada en el número de contagios ha obligado a los Ayuntamientos a tomar, otra vez, una decisión muy complicada. El desfile de la Beata de Valldemossa y la Vermada de Binissalem han sido las dos últimas celebraciones en anunciar su cancelación.

El desfile de la Beata de Valldemossa

En Valldemossa las circunstancia epidemiológicas se ha impuesto a los deseos de los vecinos. El Ayuntamiento se ha visto obligado a cancelar la salida del Carro Triunfal por las calles del pueblo el próximo 28 de julio. Así lo confirmó este mismo miércoles el alcalde Nadal Torres  (GIV) a este diario tras la reunión de la comisión de las Festes de la Beata. Torres también confirmó que tampoco se celebrará, el día antes, la procesión religiosa con la reliquia de la beata.

La mencionada comisión concluyó que tanto la procesión religiosa, como el desfile del Carro Triunfal quedan postergadas al 10 y 11 de septiembre. Siempre y cuando el escenario pandémico lo permita.

El brusco cambio que ha experimentado la realidad sanitaria en pocas semanas ha truncado las expectativas del ayuntamiento de este año si poder sacar el Carro Triunfal a las calles de Valldemossa durante la noche del 28 de julio, con toda una serie de medidas de seguridad que ahora, debido al nuevo escenario de la pandemia, no garantizaban la seguridad los participantes en la celebración. El pasado 7 de julio, Ultima Hora se hacía eco de la intención del consistorio de celebrar el desfile de la Beata. Torres explicaba entonces que los técnicos de la dirección general de Salut Pública le habían comunicado de manera oral que, en principio, no tenía porqué haber problemas, puesto que se trataba de una fiesta patronal y no una verbena, a la sazón ya prohibidas por el Govern.

A la espera de contar con una autorización por escrito, Nadal Torres insistía en la idea de sacar este año el Carro Triunfal, después de que el verano pasado la procesión tuviera que suspenderse debido ya a la pandemia. La idea del consistorio era celebrar el desfile de la Beata con todas las medidas de seguridad anti COVID–19 y el mínimo de gente posible, invitando a los vecinos a que disfrutaran del recorrido desde las ventanas o balcones de sus casas, o frente al portal de las mismas. Tras el Carro Triunfal solo debían desfilar los personajes indispensables y la banda de música.

Las niñas Clara Amengual Torres y Mariona Vila Calafat debían encarnar los personajes de la Beateta y la Hereva, respectivamente. También estaban designadas sus sustitutas: Bruna Calafat Boscana y Gemma Bauzá Mayol. Todas ellas podrán desempeñar sus papeles el 11 de septiembre, si el virus lo permite.

Binissalem y la Vermada

El alcalde de Binissalem, Víctor Martí, y los jóvenes que en 2021 cumplen 17 años consensuaron este mismo miércoles la suspensión de las elecciones de los vermadors y vermadores así como de los actos oficiales de la Vermada. Las restricciones sanitarias vigentes y la situación epidemiológica ha abocado a tomar esta decisión de la misma forma que se hizo el año pasado.

Entre las decisiones que se han tomado este miércoles entre el consistorio y los jóvenes en una reunión celebrada en el teatro destacan las acciones que se llevarán a cabo en la Vermada 2022. En las próximas elecciones se elegirán a tres chicas y dos chicos nacidos en 2004, además de otras tres chicas y dos chicos de 2005, por lo que se doblará el número de vermadors y vermadores habituales hasta llegar a los diez representantes.

La máxima autoridad en las fiestas del Vermar, la Vermadora Major, será la joven de 2004 o 2005 que obtenga más votos de los vecinos. Las quintadas tendrán la misma representación y compartirán año de elección con la quinta que ha estado afectada por la COVID–19.

El alcalde de Binissalem, Víctor Martí, este miércoles con los jóvenes que este año cumplen 17 años.

Existen precedentes de vermades singulares como las de 1969 y 1970, con solo vermadores o la 1972, en la que hubo tres vermadores locales y otras seis acompañantes procedentes de pueblos de la comarca.