Miembros de la plataforma Reviure Tofla se concentraron este lunes frente a la cantera de Can Negret. | Juanjo Roig

2

La plataforma Reviure Tofla ha presentado alegaciones al proyecto de regularización presentado por Cemex para la cantera de Can Negret (Alaró). La multinacional ha elaborado este plan de explotación, restauración y evaluación ambiental para adecuar su actividad a la legislación vigente.

Miembros de la plataforma creada el año pasado en pleno confinamiento se concentraron ayer en el cementerio de Lloseta, donde se puede apreciar con claridad la cantera, con el objetivo de denunciar «un proyecto deliberadamente inconcreto y que presenta graves omisiones y deficiencias», según la portavoz Margalida Rosselló.

Además, reclaman al Govern «que vele por los intereses de los ciudadanos, por el territorio y por los elementos patrimoniales del entorno de la Serra de Tramuntana. Por eso, creemos que no puede aceptar un proyecto como este».

En las alegaciones, Reviure Tofla reclama la paralización de la actividad extractiva y solicita a la Conselleria de Transició Energètica y pide a la empresa promotora «una propuesta clara con fechas y límites concretos sobre el proyecto de explotación».

También solicita que el Govern realice una ampliación del Paratge Natural Serra de Tramuntana para incluir la cordillera de Bellveure y la zona del antiguo predio de Tofla, que también acoge la finca de Can Negret.

Vigilancia

Reviure Tofla considera innegociable que el Govern ponga en marcha un plan de vigilancia ambiental que «ya que el que ha presentado la empresa promotora es de mínimos y con pocos compromisos concretos». En este sentido, piden que se elabore «un informe para valorar los perjuicios para la salud que padecen y padecerán los vecinos de la zona más cercanos, en forma de contaminación acústica y del aire, y que también afecta todos los municipios cercanos como Alaró, Binissalem y Lloseta».

La entidad se muestra preocupada también por las consecuencias que pueden tener las voladuras en los edificios protegidos y los yacimientos arqueológicos cercanos, por lo que solicitan al Consell de Mallorca que realice un informe sobre estos elementos.

Otras peticiones recogidas en las alegaciones exigen la desestimación del estudio de impacto ambiental presentado por Cemex y la elaboración de un estudio hidrogeológico.

ALARO - El Ajuntament pedirá al Govern que revise la actividad minera en Can Negret .
La actividad en la cantera se podría extender hasta el año 2072, según el proyecto presentado por Cemex.

Más de 300 firmas de ciudadanos se han añadido a las alegaciones

Las alegaciones que presenta la plataforma Reviure Tofla, tras haber finalizado el periodo de exposición pública del proyecto de explotación de la cantera de Can Negret, cuentan ya con más de 300 firmas de apoyo por parte de ciudadanos. La portavoz de Reviure Tofla, Margalida Rosselló, valoró ayer la labor que la entidad ha hecho desde su creación «en pleno confinamiento, pero con la voluntad firme de denunciar lo que se pretende hacer en Can Negret y con la planta de áridos». Uno de los pilares de Reviure Tofla ha sido la concienciación ciudadana y desde que se han relajado las medidas sanitarias para realizar reuniones sociales han presentado la plataforma en Binissalem y Alaró. El próximo viernes será el turno de Lloseta y a las 19.30 horas el Centre Cultural de Sa Mina acogerá el acto de presentación de Reviure Tofla que, bajo el nombre de ‘Lloseta, un poble experiment’, pondrá de relieve las actuaciones que se pretenden realizar en la cantera y en la cementera.