La Conselleria de Medi Ambient ultima la conexión de sa Marineta con Petra y Ariany. Después, esta conexión seguirá hasta Manacor. Paralelamente, se ha preparado el depósito de Maria para unirlo con un futuro depósito que se levantará en Sineu. Se quiere, así, poner fin al problema del agua. | Maria Nadal

2

Empieza el verano y con él se repiten los problemas de abastecimiento de agua en muchos municipios de Mallorca. Una de las zonas más afectadas por la escasez hídrica es la Mancomunitat del Pla que sigue reclamando una red global que garantice el suministro a los catorce municipios del centro de la Isla.

El mayor problema por la falta de agua es la sequía actual y esta situación irá a peor en los próximos años. De hecho, Montuïri ya ha necesitado camiones de agua para abastecer la demanda de sus vecinos. El alcalde de la localidad, Joan Verger, explicó ayer que «ya hace algunos años que se traen camiones de agua para el suministro local». Calificó el problema de Montuïri de «grave» y que se repetirá en el resto de pueblos de la Mancomunitat del Pla.

La solución pasa por proyectar una red unificada que una todos los pueblos para garantizar el suministro porque «para crear nuevos pozos tienen que cumplir unos requisitos que garanticen su salubridad pero es que, además, crear más pozos también es un problema porque se pueden secar los acuíferos», según Verger. El alcalde de Montuïri añade que «los ayuntamientos tenemos la competencia de ofrecer alumbrado público a los vecinos, pero en este caso alguien nos hace llegar la electricidad hasta el casco urbano. Con el agua pasa lo mismo. Nosotros nos encargaremos de la red del municipio, pero necesitamos que nos llegue el agua para inyectarla a la red», destaca. Actualmente, la Conselleria de Medi Ambient, a través de Abaqua, ultima la conexión de sa Marineta y las desaladoras con los municipios de Petra y Ariany y ha empezado la redacción del proyecto para llevar el agua hasta Manacor. Paralelamente a estas actuaciones, el gerente de Abaqua, Guillem Rosselló, explicó que «se ha dejado preparado el depósito de Maria para que arranque una tubería hasta Sineu, donde está previsto que se construya un depósito de 6.000 metros cúbicos que, seguramente, se sufragará a través del Consell de Mallorca». Desde este nuevo depósito, las concesionarias del servicio de cada municipio hará la instalación de tuberías hasta los diferentes pueblos.

Además, la Conselleria de Medi Ambient también tiene en mente hacer una obra desde s’Estremera hasta Santa Eugènia donde también se quiere construir un depósito «y así se tendrán dos puntos en el Pla para abastecer de agua a los pueblos», según Rosselló. Este último trámite está en fase inicial. El gerente de Abaqua avanzó que a finales de este verano se firmará un protocolo con la Mancomunitat del Pla (igual que ya lo hizo con el Ajuntament de Manacor) para fijar un consumo mínimo en cada municipio del agua proveniente de sa Marineta y las desaladoras. Este protocolo es el paso previo al inicio de todas las gestiones pertinentes para poner fin al problema.