Serra, con los ediles Marga Ballester y Andreu Cantarellas.

7

El Ajuntament de Muro presentará hoy alegaciones contra la decisión de la Demarcación de Costas de no autorizar a los tres restaurantes situados sobre la arena de la playa de sa Caseta des Capellans la instalación de sus terrazas con mesas y sillas este verano, como ha sido habitual desde hace años.

De este modo, el Ajuntament trata de salvar la temporada turística para estos negocios y que puedan recuperarse, tanto los concesionarios como sus empleados, tras las dificultades económicas arrastradas desde el verano pasado a consecuencia de las restricciones y la falta de turismo por la COVID-19.

Los hechos se remontan a finales del mes de mayo, cuando Costas remitió al Ajuntament de Muro una propuesta de denegación de la instalación de terrazas para los tres restaurantes situados sobre la arena de la playa.

Informe desfavorable

«Esta decisión se basa en un informe desfavorable de Medi Ambient que data de cuatro o cinco años atrás, y que hasta ahora no había sido motivo para denegar las terrazas; no entendemos por qué motivo Costas se aferra ahora a este documento y menos este año precisamente, con una situación económica tan crítica como la actual», señaló ayer el alcalde de Muro, Toni Serra.

A la espera de la resolución final sobre el deslinde

La ordenación de sa Caseta des Capellans está ahora en el punto de mira de Costas. El organismo estatal tiene pendientes de resolver más de dos mil alegaciones presentadas por los vecinos y por el propio Ajuntament de Muro a su propuesta de deslinde, que afectaría a los tres restaurantes de la playa y a una veintena de ‘casitas’ de este núcleo de Platja de Muro.