Imagen de la reunión entre representantes de la Federación de Entidades de Baleares (Felib) y del Govern.

2

Las fiestas patronales del verano mallorquín podrán celebrarse «con las restricciones sanitarias que estén vigentes en su momento y con una serie de condiciones que cada ayuntamiento tendrá que valorar», según el presidente de la Federació d’Entitats Locals de les Illes Balears (Felib), Antoni Salas.

Desde la propia Felib surgió la iniciativa de mantener una reunión con el Govern para valorar la intención de los ayuntamientos isleños de programar sus fiestas patronales y conocer la postura del ejecutivo balear. La consellera de Presidència i Funció Pública, Mercedes Garrido, asistió a la reunión y este jueves manifestó que «se trató de una primera toma de contacto en la que no se tenía que tomar ninguna gran decisión. La intención del Govern es que esta desescalada lenta y segura que hemos iniciado abarque todas las actividades, incluidas las fiestas patronales». Garrido recordó que «estas celebraciones son de responsabilidad municipal, aunque tendrán que seguir en todo momento los protocolos que se vayan marcando en el Consell de Govern». Garrido confía en que «la aceleración de las vacunaciones y la buena dirección de la desescalada permita que los municipios puedan recuperar sus fiestas patronales, aunque sea con limitaciones».

Pruebas piloto

Uno de los momentos clave para el futuro de las fiestas patronales se producirá el 25 de junio con las pruebas piloto en el Mallorca Live Festival (Calvià) y la fiesta Children of the 80’s (Eivissa). La consellera Garrido resalta que «estos dos eventos nos darán mucha más información de cómo se comportan los actos más multitudinarios y nos permitirá plantear protocolos para que se puedan llevar a cabo actos con distintos aforos».

Las fiestas de Sant Joan, de Sant Pere y de Sant Marçal son las celebraciones de junio que, en condiciones normales, reúnen a más público. En el primer caso serán los ayuntamientos quienes puedan solicitar al Govern que adelante el horario de cierre de sus playas en la noche del 23 al 24 y, en caso de no hacerlo, se mantendrán cerradas con el horario marcado en las actuales restricciones, es decir, de las diez de la noche a las seis de la mañana.

Las fiestas de Sant Pere, centradas básicamente en zonas costeras, contendrán muchos actos culturales y con aforo limitado. Por lo que respecta a Sant Marçal, el Ajuntament de Marratxí aún no ha publicado el programa de actos pero ya ha adelantado que evitará los actos multitudinarios y en los que pueda haber aglomeraciones. Por parte de la Felib, la reunión fue muy positiva porque marca las pautas a seguir durante el verano. Los actos se realizarán preferiblemente en exteriores o en lugares bien ventilados, con uso de mascarilla si sigue siendo obligatoria y con la distancia de seguridad que dicten las directrices del Govern.

Los ayuntamientos prevén dar poca difusión en redes sociales y usar espacios donde se pueda controlar el aforo permitido.