Imagen de la piscina de Lloseta.

7

A las puertas del verano, el bar de la piscina municipal exterior continúa cerrado, tal y como ha estado durante los tres años anteriores. En mayo, el Ajuntament de Lloseta lo sacó a concurso, pero no se presentó ningún candidato, por lo que se volverá a licitar hoy mismo.
La historia de este bar - restaurante ha estado llena de vicisitudes en los últimos años. Hace unos cuatro años, la persona que lo había explotado durante dos décadas se jubiló, pero no entregó las llaves del mismo al reclamar al Ajuntament el coste de una cocina industrial. «El Ajuntament le pagó 20.000 euros sin que ella pudiera acreditar mediante una factura que este equipo industrial era suyo y no de propiedad municipal», critican desde la oposición.

Tras lograr recuperar el control del bar, el Ajuntament lo volvió a sacar a concurso por la cantidad de 8.400 euros el verano pasado, coincidiendo con la remodelación intregral que se realizó de la piscina exterior. Hubo un ganador, pero éste renunció a explotarlo sin llegar a abrir ni un solo día al considerar que los desperfectos que tenía requerían una inversión que, con todas las restricciones motivadas por la COVID-19, no resultaría rentable; de modo que el bar continuó cerrado y con ello la afluencia de usuarios a la piscina fue muy escasa.

El concejal de Deportes, Llorenç Guardiola, señala que «se han realizado todas las obras de mejora y si alguien tiene interés en llevarlo está a punto para entrar». El Ajuntament mantiene la esperanza de que se pueda abrir, por fin, el próximo mes de julio y animar las instalaciones.

El Camí Vell d’Inca estará cerrado al tráfico por obras

El Camí Vell que une Inca con Lloseta permanece cerrado al tráfico desde ayer debido a que se realizan obras de mejora. Se trata de una vía secundaria pero muy utilizada por los vecinos de ambos municipios. El Ajuntament tiene previsto que los trabajos continúen hoy durante toda la jornada.