Mejora energética. Tanto el polideportivo como el CEIP Pere Rosselló Oliver optimizarán su consumo eléctrico. | Julián Aguirre

Los planes de recuperación en Alaró pasan por varios frentes en los que se incluyen políticas de calado para afrontar un nuevo tiempo que estará lleno de desafíos.
Sin perder de vista la sostenibilidad, el ayuntamiento mejorará la eficiencia energética del polideportivo municipal.

En el mismo terreno se incluye la renovación de toda la iluminación del CEIP Pere Rosselló Oliver, que tendrá un coste de 20.000 euros que se podrán amortizar en un breve plazo gracias al ahorro en electricidad. La plaza Cabrit i Bassa se beneficiará de las obras de soterramiento de todo el cableado eléctrico y se habilitarán 32 plazas de aparcamiento en Son Penyaflor. Estará dentro de las medidas de mejora del urbanismo, que incluyen la creación de una nueva plaza de arquitecto municipal.

Tejido social

El gran impacto por la pandemia se lo han llevado los ciudadanos, especialmente los más desfavorecidos. Hacia este tejido van dirigidas una serie de medidas como la creación de una nueva plaza de trabajador social o el aumento en un 20 por ciento de presupuesto del área. Se mantendrán además todas las subvenciones a las entidades sociales, deportivas, juveniles o culturales.

Llorenç Perelló Rosselló, alcalde de Alaró
Llorenç Perelló Rosselló, alcalde de Alaró.

«Espero que el pueblo salga de esta situación más fuerte que nunca»

El alcalde de Alaró, Llorenç Perelló, cree que ser optimista en estos momentos es casi una obligación. Su administración afronta un año decisivo en un panorama de recuperación en el que nadie puede quedar rezagado.

—¿Cual es la sensación que vive ahora como alcalde?
—Creo que el pueblo está empezando a revivir, tanto social como económicamente. Se nota una reactivación. En el punto en que estamos ahora tenemos que tener esperanza en el futuro.

—¿Podremos tener una verano de relativa normalidad?
—Ya hay más ambiente, se nota que la gente quiere volver a esa normalidad, pero aún así este verano seguirá siendo diferente. No creo que las fiestas, por ejemplo, sean normales aún, estarán condicionadas todavía por la pandemia. La salud en todo caso será el verdadero factor clave de la recuperación.

—¿En que cree que cambiará Alaró cuando podamos dejar atrás la COVID?
—Espero que el pueblo salga de esta situación más fuerte que nunca, pero hay cosas que cambiarán y que no volverán a ser como antes. Esto exigirá que entre todos busquemos nuevas oportunidades para poder afrontar esas nuevas realidades.

—¿La administración ha estado a la altura de las circunstancias en su asistencia a las empresas del municipio?
—Creo que si. Hemos aplicado muchas medidas para echar una mano a todos los sectores perjudicados por las restricciones. Se han dado muchas ayudas a las empresas y los autónomos del pueblo, y se seguirán dando siempre que sean necesarias.
También hemos agilizado los pagos de la administración, que ahora se hacen a 15 días para facilitar la liquidez de las empresas.

—Haciendo balance, ¿qué cree que debería cambiar en la manera de afrontar los problemas de los ciudadanos?
—Las administraciones locales tienen un estrecho margen de actuación. Creo que sería muy importante que las distintas instituciones supramunicipales fueran más cercanas a los problemas concretos, con menos limitaciones burocráticas y más agilidad en sus actuaciones.

Catalina Cifre Rosselló, Regidora de Economia
Catalina Cifre Rosselló, Regidora de Economia.

«La reactivación es el gran reto que afrontamos»

Los distintos sectores económicos han sido muy afectados por la pandemia en Alaró. «El cierre de la hostelería y restauración ha tenido como consecuencia el parón laboral de mucha población local», afirma Catalina Cifre, regidora de Promoció Econòmica. Para ella la reactivación y promoción del sector turístico es el gran reto de su área. Las principales medidas que adoptará serán «conceder lo antes posible las ayudas económicas desde el Consistorio, publicitar y promocionar Alaró». En los próximos meses su compromiso es «seguir en la misma línea, facilitar en todo lo posible la activación de estos sectores, en la medida que nos permitan las normas sanitarias».

Lourdes Bennàsar Bennàsar, Regidora de Serveis Socials

Lourdes Bennàsar Bennàsar, Regidora de Serveis Socials
Lourdes Bennàsar Bennàsar, Regidora de Serveis Socials.

«Seguiremos prestando ayuda al pueblo»

La regidora Lourdes Bennàsar sostiene que «el objetivo ha sido no dejar de atender en ningún momento a nadie. Se intentó atender principalmente telefónicamente pero si no era posible, con todas las medidas de seguridad, se atendió presencialmente en todo momento de la pandemia». El soporte psicosocial a la infancia y las familias, la ampliación de las ayudas de urgencia y grave necesidad, el servicio de ayuda a domicilio de comida y teleasistencia y el servicio de atención, información y orientación han sido los principales proyectos atendidos desde Serveis Socials, pero expresa su intención de seguir ayudando al pueblo.