Cesión en 2019. En el mes de mayo de 2019 el Ministerio de Defensa cedió las instalaciones al Ajuntament de Porreres. Desde entonces el Consistorio ha realizado distintas intervenciones de limpieza y trabaja para la creación del centro de interpretación del Massís de Randa. | Joan Socies

3

El viejo polvorín del Ejército ubicado en el puig d’en Femella, en Porreres, es desde el mes de mayo de 2019 de uso público. El Ministerio de Defensa lo cedió al Ajuntament por un período de tres años más otros 75 prorrogables. Ahora, Ajuntament de Porreres y Consell de Mallorca trabajan de la mano para convertir las antiguas instalaciones de los soldados en un casal de colonias.

La propuesta se une a la iniciativa del Ajuntament de Porreres que tiene previsto instalar en una de las edificaciones el Centre d’Interpretació del Massís de Randa.
El edificio principal del antiguo complejo del Ejército tiene las condiciones ideales para acoger un espacio de colonias para niños. Además, el espacio también podrá acoger actividades deportivas y ser el punto de partida para rutas ciclistas, atléticas o senderistas por la zona.

En estos momentos Ajuntament de Porreres y Consell de Mallorca trabajan en la redacción del proyecto para realizar la conversión del espacio. En las mismas instalaciones, ubicadas en zona ANEI, ya existen pistas deportivas que utilizaban los soldados que permanecían en las instalaciones. El acuartelamiento servia para guardar la pólvora almacenada en el túnel de 1,2 kilómetros y 13 naves anexas existente bajo el puig d’en Femella.

La misma idea, de reconversión de un espacio de estas características en albergue juvenil, ya la puso sobre la mesa del Senado el senador Pere Sampol en 2008. Sampol reclamó la cesión del polvorín del puig de Santa Magdalena de Inca al Ajuntament para convertirlo en albergue.

Usos

En estos momentos el túnel ya es utilizado por la brigada municipal o los componentes de Protección Civil para almacenar distintos materiales. También se ha solicitado al Ajuntament, desde el Museu Marítim, poder utilizar el túnel para preservar una antigua embarcación que requiere la baja temperatura que ofrece el túnel para su optima conservación.

Ahora se está a la espera de resolver trámites administrativos para poder crear el centro de interpretación en una de la naves existentes en el amplio recinto.

Pero, mientras tanto, el Ajuntament ya ha llevado a cabo la reforestación de la zona con dinero procedente de las compensaciones medio ambientales de la cantera de Son Amat.
Este espacio que Defensa cedió al Ajuntament se cerró en el año 2012, en un primer momento el Ministerio barajo la posibilidad de venderlo a un particular pero finalmente se ha optado por la cesión al municipio de Porreres que, probablemente lo podrá disfrutar durante 75 años.