El paseo marítimo es uno de los encantos de la zona. | Assumpta Bassa

15

Cala Millor necesita, hasta 2025, una inversión económica de 37,2 millones de euros para la recuperación y modernización del destino turístico. Los acontecimientos de los últimos años han asestado un duro golpe al sector. En octubre de 2018 fue la torrentada de Sant Llorenç seguida, en septiembre de 2019, de la quiebra de Thomas Cook que afectó a muchas empresas. En enero de 2020, el temporal Gloria provocó daños en la zona y el colofón llegó en 2020 con la pandemia.

Desde el consorcio de Cala Millor, integrado por los ayuntamientos de Son Servera y Sant Llorenç y la asociación hotelera, han trabajado duro para marcar las pautas a seguir para convertirse en un destino de referencia. Así, se ha diseñado un plan de actuación a cinco años vista con las inversiones necesarias en toda la zona para remontar y atraer el turismo con una atractiva oferta. Cabe recordar que hay cerca de más de 35.000 plazas hoteleras y que es el tercer destino en importancia de las Illes Balears.

En la guía se distinguen cuatro lineas estratégicas. En cada una se van detallando, uno por uno, los proyectos con su coste económico. Algunos, como la remodelación de la calle Sol Naixent, ya están en marcha.

Las obras de esta vía, compartida entre Sant Llorenç y Son Servera, supondrán un acondicionamiento de zonas ajardinadas, un aumento del espacio peatonal con una reducción de los vehículos motorizados y nuevos espacios verdes.

El gerente del consorcio, José Marcial Rodríguez, explica que «ante la situación generada por la pandemia debíamos buscar soluciones de cara a un futuro pensando en diferentes líneas de actuación a partir de tres conceptos: resistencia, recuperación y reorientación. Con este plan tenemos una herramienta para poder acceder a las diferentes convocatorias de subvenciones».

El regidor de Turisme de Sant Llorenç, Colau Bordal, y la regidora de Turisme de Son Servera, Marga Vives, explicaron cuáles van a ser estos planes de futuro. Una primera línea estratégica acoge inversiones para la identidad y reputación con la creación de acontecimientos como la triatlón, la GR East Mallorca o exposiciones de arte en hoteles. Otra de las líneas es la hospitalidad y confianza. Vives, presidenta del consorcio, destaca en la tercera línea estratégica la construcción de una ruta de gran recorrido por los municipios de East Mallorca. «Está en marcha y pendientes de la tramitación del Consell». En este apartado se encuentran las principales inversiones como una pista reglamentaria multifuncional para deportes de playa, un centro de alto rendimiento, la remodelación del paseo Cristóbal Colón, obras en la depuradora de sa Coma o la ejecución de un carril bici y vial cívico en el camino de Son Moro. Otro de los temas a destacar es la adaptación al cambio climático de perfil de litoral con un proyecto de regeneración de la playa a largo plazo. La última de las líneas recoge la cooperación con otras administraciones y proyectos de sosteniblidad.

Colau Bordal y Margalida Vives explicaron las principales inversiones.