25

Los búnkers que se extienden por la playa de Es Trenc, entre sa Ràpita y ses Covetes (Campos), han sido atacados por los negacionistas de la pandemia del coronavirus este miércoles. Las construcciones han aparecido llenas de pintadas que ponen en cuestión las restricciones y la labor de los sanitarios.

Los vandálos han ensuciado las paredes blancas de los nidos de ametralladoras con pintura azul y frases como «Sanitarios asesinos», «No todos agachamos la cabeza», «La delincuencia policial será vengada con sangre».

La alcaldesa de Campos, Francisca Porquer, ha asegurado que ha «vuelto el incivismo a las playas» del municipio, esta vez incitando el «odio y la violencia». Y ha añadido que «si las leyes no cambian este será nuestro pan de cada día».

No es la primera vez que el municipio recibe ataques en su parque natural. La brigada municipal será la encargada de limpiar las pintadas durante los próximos días.