Jonás Palomo. | Ultima Hora

6

El exconcejal del Ajuntament d'Andratx, Jonás Palomo, ha aceptado este jueves en la Audiencia una condena de doce años de inhabilitación por un delito de prevaricación por realizar una serie de compras ilegales de material cuando era edil de Vías y Obras. El acuerdo suscrito por la defensa y la Fiscalía Anticorrupción rebaja mucho la gravedad de los hechos ya que no hay pruebas de que esas adquisiciones supusieran un daño a las arcas municipales.

El escrito de conformidad suscrito por el abogado defensor, Monserrate Santandreu, y el fiscal, establece que durante todo el año 2016 y hasta su dimisión en 2017, Palomo ordenó la compra de material como bombillas o pintura sin seguir los cauces administrativos. Esas compras tuvieron un valor de 28.000 euros, si bien el Ajuntament pudo recuperar 17.000 al devolver las facturas. El resto del dinero corresponde a material que sí se compró y no se ha demostrado que se pagara a un precio por encima del valor del mercado. El consistorio no se ha personado en el procedimiento ni reclamaba cuantía alguna al ex edil del PI.

Inicialmente, el ministerio público sí reclamaba una condena de cuatro años de prisión para Palomo porque incorporaba un delito de prevaricación que es el que, finalmente ha quedado fuera de la condena.