La finca pública de Planícia, de 442 hectáreas en el término de Banyalbufar, ocupa buena parte de la vertiente noroeste de la Mola de Planícia. | T. Ayuga

14

La Conselleria de Medi Ambient ha restringido el paso de bicicletas de montaña en una zona de la finca pública de Planícia (Banyalbufar) debido al «alto nivel» de degradación por erosión que presenta un tramo de casi un kilómetro. Se trata de un descenso en el que, en apenas 700 metros, se pasa de una cota de 740 a 940 metros de altura, por el que, según los agentes medioambientales desplazados a la zona, se tiran aficionados a las ciclismo todoterreno.

Desde el Govern dejan claro que no se trata de ‘demonizar’ a ningún colectivo y la bicicleta pueda tener un efecto pernicioso sobre el entorno. «Una no hace daño, pero sí el paso repetido de grupos». Además, este tipo de bicicletas van actualmente equipadas con un tipo de neumático de gran grosor y mayor impacto sobre el terreno.

Así, Medi Ambient ha adoptado la decisión de restringir el paso de bicicletas de montaña por la mencionada zona de la finca pública, con el objetivo de revertir su erosión, frenar su degración y facilitar su restauración. En función de cómo evolucione el entorno afectado, las medidas adoptadas serán temporales o permanentes.

Por otra parte, desde el departamento dirigido por el conseller Miquel Mir recomiendan, una vez más, a los usuarios de las rutas que discurren por la Serra de Tramuntana informarse de las características y especificaciones del entorno que se transita a través de las fuentes oficiales de la Conselleria de Medi Ambient, donde se especifica por qué zonas puede circularse y por las que es mejor no hacer (o no hacerlo en determinadas condiciones) con el objetivo de salvaguardar el frágil entorno.

Doce años recién cumplidos como predio público

Planícia fue adquirida por la Conselleria de Medi Ambient del Govern el mes de febrero de 2009. El predio de Planícia disfruta de una antigüedad considerable, ya que las casas aparecen citadas en documentos del siglo XIV. Destaca por la nidificación del halcón peregrino y el águila calzada.