La muerte de peces ha tenido lugar en el canal de desembocadura del Estany Gran de Alcúdia, en la zona conocida popularmente como el canal del puente rojo. | Ultima Hora

20

Un centenar de peces (principalmente sardos) han muerto este miércoles por falta de oxígeno en el canal de desembocadura del Estany Gran de Alcúdia en la zona conocida popularmente como el canal del puente rojo.

«No es la primera vez que se produce este fenómeno tras un fuerte temporal con vientos de Levante. El viento arrastra la arena hasta taponar la desembocadura del canal, el agua deja de circular y el oxígeno cae muy por debajo de 3 puntos (cifra mortal para la fauna)». Así lo explicó ayer el regidor de Obras Propias del Ajuntament, Martín Garcías.

Las máquinas trabajaron ayer intensamente para despejar la arena y permitir que el agua fluya de nuevo.

Una bióloga tomó muestras para descartar posibles vertidos y confirmó que el nivel de oxígeno era de 1,2 y 1,6.