La inmediaciones de ses Fonts Ufanes se llenaron de coches que provocaron dificultades en el tráfico. | Curro Viera

18

Campanet volvió a sufrir este sábado problemas de saturación en la zona de ses Fonts Ufanes. Aprovechando el buen día después de una semana con lluvias, cientos de personas se desplazaron hasta el municipio para disfrutar de uno de los parajes naturales más célebres y pintorescos de la Isla.

El momento más complicado del día fue hacia media mañana, cuando el incorrecto aparcamiento de muchos vehículos provocó que la zona se «colapsara», como relató la alcaldesa del pueblo, Rosa Maria Bestard.

Saturación

El fin de semana anterior ya se registró una gran saturación de visitantes en la zona y ayer la previsión no era recibir a tantos excursionistas, en parte porque las fuentes ya no brotaban. Este hecho hizo que el protocolo no estuviera activado y no se dispusiera de medios de la Policía Local.

Ante el aluvión de coches se personaron en la zona cuatro agentes de la Guardia Civil, que velaron porque no se aparcara en lugares inapropiados para no dificultar el tráfico por la carretera. A mediodía los agentes no habían impuesto ninguna sanción y se limitaron a advertir verbalmente a los visitantes que dejaban el coche en los tramos marcados con linea amarilla continua.

La situación entonces mejoró significativamente. «Si se respetasen las normas, que es lo que siempre pedimos, no habría problemas» afirmó Bestard, añadiendo que «es necesario concienciar a la gente de esto» para evitar que se repitan situaciones similares. «En Campanet todo el mundo es bienvenido, pero si respetan las normas nos ponen las cosas más fáciles y su estancia es más cómoda», sentenció.