El camino sufre un importante deterioro en parte de su trazado. | Ajuntament de Pollença

8

El Ayuntamiento de Pollença se encargará de la rehabilitación total del camino de Coves Blanques, también conocido como el Camino de los Presos, un lugar «muy transitado por senderistas y que debe estar en las condiciones óptimas», según ha explicado el alcalde del municipio, Tomeu Cifre.

De acuerdo con el consistorio, se trata de una labor de rehabilitación que tenía que realizarse en colaboración con varias instituciones pero que, «ante la pasividad de éstas y tras muchos años de insistencia en su adecuación, finalmente el ayuntamiento ha decidido afrontar el proyecto de reforma».

«Este camino, aunque no es público, sí tiene un valor etnológico y patrimonial muy importante y por ello hemos tomado la iniciativa de arreglarlo», ha afirmado el alcalde.
Además, de acuerdo con Cifre, el objetivo del Ayuntamiento es la recuperación del paisaje agrícola y de su entorno, así como la limpieza y la conservación de aquellos espacios que por sus características necesiten de cuidados especiales como, en este caso, el Camino de Coves Blanques.

El coste total del proyecto asciende a 27.830 euros, una cantidad sufragada por el Ayuntamiento de Pollença en colaboración con el Consell de Mallorca. La recuperación del camino se realizará siguiendo los criterios de márgenes y paredes mediante la técnica de pared seca.

Según el Ayuntamiento de Pollença, el camino de Coves Blanques, también conocido como Camí dels Presos, fue construido entre 1940 y 1942 por centenares de presos republicanos represaliados por el régimen franquista y usados como mano de obra esclava en multitud de obras militares.