Miquela Cladera junto al artista local Ferran Pizà, Xim Serra y el rector de sa Pobla, Felip Salvador Díez. | Juanjo Roig

2

Tuvieron dudas hasta el último momento, pero los miembros de la asociación de discapacitados Es Grif de sa Pobla decidieron «no renunciar a la tradición y confeccionar, un año más, los escapularios de Sant Antoni», según explica la presidenta de la entidad, Miquela Cladera.

Este año el artista elegido para el diseño de los escapularios ha sido el pobler Ferran Pizà, un colaborador habitual de Es Grif, y los miembros de la asociación han elaborado mil distintivos que fueron bendecidos el jueves por el rector de sa Pobla, Felip Salvador Díez. Debido a las actuales restricciones sanitarias se decidió hacerlo sin público, cuando en otros años es costumbre que se llene la sede de la entidad.

El escapulario de este año está dedicado a la memoria del matrimonio formado por el conocido farmacéutico Pau Pericás y Catalina Torrens, fallecida en 2019 y expresidenta de la Asociacion contra el Cáncer de sa Pobla.

Distribución en comercios

Las restricciones sanitarias por la pandemia impedirán que la distribución de los escapularios para vender, con un precio de tres euros, se pueda hacer en los bares del municipio.

Miquela Cladera explica que «los hemos llevado a comercios locales y los dejaremos más tiempo expuestos, pasado Sant Sebastià. A ver si se venden todos».