Imagen del ‘skatepark’ de la urbanización de Galatzó, inaugurado el pasado mes de junio. | Redacción Part Forana

11

La eclosión de la tercera ola de contagios de coronavirus, las restricciones y recomendaciones formuladas por el Govern al respecto, han obligado al Ajuntament de Calvià a clausurar de manera temporal todas las pistas del ‘skatepark’ de la urbanización de Galatzó, inaugurado el pasado mes de julio.

El 30 de diciembre fue el último día que abrió sus puertas y ahora el consistorio presidido por el alcalde Alfonso Rodríguez (PSOE) busca posibles soluciones encaminadas a garantizar a las personas usuarias el disfrute de las instalaciones deportivas con total seguridad, tanto para ellas como para sus familias, cuando las primeras regresan a casa. Fuentes del ayuntamiento aseguran que la intención es volver a abrir cuanto antes, «pero en un ejercicio de responsabilidad y mirando la salud de todos, esta medida temporal es necesaria», apuntan. Mientras, las instalaciones del ‘skatepark’ de Es Generador, en Son Caliu, permanecen abiertas, aunque se trata de instalaciones diferentes y que, a diferencia de las de Galatzó, procuran un control prácticamente total del número de usuarios. Existe un aforo máximo y un horario de cierre a las 19:45 horas, para contribuir a la recomendación de estar a las 20 en casa.

La mayoría de usuarios del ‘skatepark’ de la urbanización de Galatzó han respetado estos meses las normas de seguridad sanitaria. Sin embargo, esto no quita para que la Policía Local de Calvià se haya visto en la tesitura de tener que abrir hasta 24 actas de denuncia a individuos que las incumplían.