El fuerte temporal de viento de la semana pasada dejó importantes destrozos en el paseo.

5

Vecinos y comerciantes de la primera línea del Port d’Andratx reclaman a la administración que se tomen medidas para poner freno a los destrozos que sufre la zona cada vez que hay temporal. Cada vez que el viento sopla de Poniente, los paseos de las zonas de s’Aulet o es Fasser se convierten en un pequeño vertedero de piedras, plásticos y otros escombros. Reclaman poner fin a esta situación ya que en algunas ocasiones los operarios tardan días e incluso semanas en limpiar la zona.

Los residentes del Port presentan sus quejas al Ajuntament, aunque este no tiene las competencias sobre la primera línea ya que pertenece a Ports de les Illes Balears. Desde el Ajuntament, su alcalde, Joan Manera (Més), reclama a PortsIB la cogestión de la primera línea del Port para poder actuar de manera inmediata cuando se dan estas situación, así como poder gestionar el puerto como una «unidad».

Manera califica de «sinsentido» que el Ajuntament no tenga las competencias. «Antiguamente, el 90 % de la actividad del Port d’Andratx era pesquera o industrial, y solo un 10 % tenía carácter turístico o comercial; en la actualidad la situación es a la inversa por lo que sería lógico que sea la administración municipal la que gestione el puerto, mientas que PortsIB se encargue de los amarres o la actividad de los pescadores o industrial», argumenta.

Esta es una reivindicación histórica por parte de algunos sectores del Port. Ya en 2007 la formación ecosoberanista reclamó al Govern la cogestión y propusieron convocar un concurso de idea para regular el tráfico en la zona. «No tiene sentido que la segunda línea del Puerto sea semi-peatonal pero no la primera», lamenta Manera mientras califica de «anacronismo» la actual situación. El alcalde recuerda que Ports hace oídos sordos a las reclamas de los comerciantes cuando solicitaron la reubicación de los carga y descarga. «Una vez más, volveremos a pedir al Govern que nos ceda la cogestión y ello también implica la administración de las terrazas o de la zona ORA», sentencia Manera.